Instagram es una red social en la que sus usuarios pueden subir desde su móvil cualquier imagen y/o vídeo, con una abundante variedad de efectos fotográficos para editarlos: añadiendo filtros, modificando colores, colocando marcos o usando gifs y canciones, por nombrar algunos ejemplos entre las tantas opciones que tiene actualmente.  

Para usar Instagram hay que tener, como mínimo, 13 años.

Autopsia de tu privacidad de Instagram

¿QUÉ DATOS UTILIZA SOBRE NOSOTROS Y PARA QUÉ? 

La política de privacidad de Meta, y por tanto, de Instagram ha sido renovada el 15 de junio de 2023, por lo que es bastante reciente. 

En primer lugar, tenemos que saber que al usar Instagram generamos lo que ellos denominan como “actividad” al enviar mensajes, hacer fotos, grabar videos… Esta información siempre se almacena, junto con: 

  • Contenido que creas, como publicaciones, comentarios o audio. 
  • Edad y género que hayas indicado en tu perfil. 
  • Contenido que proporcionas a través de su función de cámara, de la configuración de tu galería o de sus funciones de voz. 
  • Mensajes que envías y recibes. Sin embargo, no pueden ver el contenido de los mensajes cifrados de extremo a extremo, a menos que reciban una denuncia de los usuarios al respecto para que los revisen.  
  • Metadatos sobre contenido y mensajes, en función de la legislación aplicable. 
  • Tipos de contenido (p. ej., anuncios) que ves o con los que interactúas y cómo interactúas. 
  • Aplicaciones y funciones que usas, y las acciones que realizas en ellas.  
  • Compras u otras transacciones que realizas (incluida información de la tarjeta de crédito), por ejemplo, mediante las experiencias de finalización de compra de Meta.  
  • Hashtags que usas. 
  • Hora, frecuencia y duración de las actividades que realizas. 

Además, también recopilan datos sobre tus seguidores y contactos con los que conectes e interactúes dentro de la aplicación, incluyendo con quién lo haces en mayor medida y en cuantas aplicaciones del grupo Meta.

¿CON QUIÉN COMPARTE LOS DATOS? 

Como ya hemos dicho, Instagram comparte nuestros datos con todas las empresas pertenecientes a Meta, con independencia de si tienes una cuenta creada en las demás aplicaciones o no. Pero aparte de con sus propios socios, Instagram comparte la información con: 

  • Anunciantes de Instagram o Meta. 
  • Empresas que contratan para comercializar sus productos. 
  • Empresas que contratan para que se ocupen de aspectos como ofrecer servicios de atención al cliente o realizar encuestas. 
  • Investigadores que la utilizan para tareas como innovar, desarrollar avances tecnológicos o mejorar la seguridad de las personas. 

También comparten estos datos con los socios o empresas que usan sus servicios de análisis: 

  • Cuántas personas han interactuado con el contenido, los productos o los servicios de nuestros socios. 
  • Los intereses y datos demográficos generales de la gente que ha interactuado con el contenido. 
  • La manera en que las personas usan los productos y servicios de nuestros socios para conectar con los Productos de Meta y el rendimiento de su conexión y sus redes. 

Así pues, también comparten datos con sus proveedores de medición, marketing y servicios para poder cumplir con las finalidades que mencionamos antes. 

Por último, comparten información con terceros en respuesta a requerimientos judiciales, para cumplir la legislación aplicable o para poder evitar daños. 

¿DÓNDE Y POR CUÁNTO TIEMPO CONSERVAN TUS DATOS? 

Instagram conserva tus datos el tiempo que sea necesario para proporcionar de forma adecuada una función o servicio, para poder cumplir con las obligaciones legales que se le aplican en función del país y su derecho, y para proteger sus intereses. A la hora de decidir cuanto tiempo es necesario se tienen en cuenta distintos factores: 

  • Si necesitan la información para operar o proporcionar sus productos. Por ejemplo, deben conservar algunos de tus datos para mantener tu cuenta. 
  • La función para la que usan esa información y su funcionamiento. Por ejemplo, los mensajes enviados mediante el modo temporal se conservan durante menos tiempo que los mensajes normales. 
  • Durante cuánto tiempo deben conservar la información para cumplir determinadas obligaciones legales. 
  • Si la necesitan para otros fines legítimos, como los siguientes: evitar daños; investigar posibles infracciones de nuestras condiciones o políticas; fomentar la seguridad, la integridad y la protección; o protegernos a nosotros mismos, incluidos nuestros derechos, propiedades o productos, puede significar que guarden los datos durante un tiempo más prolongado. 

Aun así, siempre podremos ejercitar nuestros derechos de acceso, cancelación, supresión, portabilidad, rectificación y actualización.

Puedes entrar en la política de privacidad de Meta y comprobar todo aquello que hace con tu información y tus datos.